Origami para niños y sus beneficios



¿Qué es el origami? ¿Pueden los niños practicarla? ¿Les aporta algún beneficio? Si te has hecho algunas de estas preguntas, te alegrará saber que aquí están las respuestas. De esta manera, aprenderás todo lo referente al tema.

Ciervo de origami

¿Qué es el origami?

El origami es también conocido como la papiroflexia. Es un arte japonés que consiste en realizar figuras de papel mientras se dobla. Con esta técnica no se necesitan realizar cortes ni usar pegamento. Se pueden crear varias formas y figuras.

En dicha práctica solo se utilizan las manos y el papel. Algunas de las figuras que se pueden crear son flores, animales, figuras geométricas y cualquier otro objeto que te apetezca.

La palabra Origami significa “doblar papel” y en sus inicios era un pasatiempo solo para nobles y ricos. Esto se debía al alto costo del papel. Pero a lo largo del tiempo tal situación ha cambiado y en la actualidad es una actividad que puede realizar todo el mundo.

El origami es una actividad entretenida para todas las edades, pero para los niños mucho más. Porque los estimula física y mentalmente. También, es fácil y flexible, por eso se recomienda hacerlo con los más pequeños de la casa. Además, realizar estas figuritas es todo un reto, por eso los niños se divierten mientras aprenden.

¿Cuáles son los beneficios de que los niños practiquen origami?

El origami tiene muchos beneficios para los niños, algunos de estos son:

Desarrollan su coordinación óculo-manual y la motricidad fina

Para crear las figuras se necesitan hacer pliegues con precisión y cuidado. Con estos estímulos se ejercitan los músculos, los nervios y los huesos de sus manos. De esta manera, van ganando fuerza y así se preparan para la escritura.

buho de origami

Estimula su concentración

El origami exige atención y esfuerzo mental sostenido para doblar el papel en el orden correcto. Porque solo así se puede realizar la figura deseada. Esto potencia a los niños, ya que deben mantener la concentración durante el tiempo que dura la actividad. Además, activa en ellos un patrón de atención para las tareas escolares.

Mejoran la memoria

Dicha mejoría se debe a que tienen que llevar la cuenta de cuantos pliegues han hecho. Y también incluye el recordar las instrucciones a medida que van realizando la figura. Por supuesto, estas reglas no son complicadas. A la final se pone a prueba la memoria y los ayuda con sus estudios.

Cultivan paciencia y constancia

No siempre las figuras salen la primera vez que se realizan. Así los niños captan que deben hacer varios intentos para lograrlo. Para ello, deben ser paciente y constantes.
Asimismo, los ayuda a aprender de sus errores y a manejar la frustración, lo que le será útil para toda la vida. Estas cualidades tienen que internalizarlas desde pequeños. De esta manera, cuando logren sus objetivos se sentirán orgullosos.

grulla de origami

Aumentan su autoestima

Se sienten satisfechos y realizados cuando hacen algo con sus propias manos. Igualmente, cada logro que obtengan los motivará a seguir aprendiendo y probando. De tal forma, sabrán que pueden conseguir cualquier cosa que se propongan.

Promueve la imaginación

Los niños pueden realizar sus propios diseños y así crear nuevas figuras. Esto estimula su imaginación y la capacidad de visualizar.

Es relajante

Resulta en un buen pasatiempo, que ayuda a los niños a olvidarse de las situaciones estresantes o de temores. Con esta práctica pueden controlar los nervios y combatir el estrés.

Incentiva el esfuerzo y el trabajo

Para que puedan realizar la figura necesitan ejecutar un trabajo de precisión. De la misma manera, deben esforzarse si quieren alcanzar su objetivo.

leon de origami

Potencia el aprendizaje

Los ayuda a comprender los conceptos espaciales. Por ejemplo: arriba, abajo, delante y detrás. Así mismo, desarrollan el pensamiento lógico y matemático.

Estimula a los niños que padecen de algún trastorno

Es útil como tratamiento para algunos trastornos del desarrollo. Tales como el TDAH, los problemas de aprendizaje y la dislexia.

¡Una gran estrategia!

Después de conocer todo esto has visto lo importante que es involucrar a los niños en esta actividad. Así podrán beneficiarse de lo que el origami les aporta. Recuerda que obtendrán aprendizajes que les durarán toda la vida. Por eso, si eres docente o madre es necesario que le enseñes al niño dicha técnica de doblado de papel.

Si te ha gustado este articulo, compártelo con tus amigos

Deja un comentario